¿Será que todos somos racistas daltónicos? V.I

Diego Marsot

El lunes 13 de julio del presente año, amanecimos con la novedad de que los “Pieles Rojas de Washington”, equipo de fútbol americano que milita en la NFL, eliminará el uso de su nombre y logo, tras ser tachado como racista. Los representantes del equipo señalaron que, la decisión se tomó a raíz de que los patrocinadores aumentaran su presión, misma que proviene de grupos que defienden los derechos de nativos americanos. 

Para muchas personas esto fue una sorpresa, sin embargo, no es algo nuevo. En 2018 el equipo de béisbol profesional de la MLB Indios de Cleveland decidió quitar su tradicional logo del jefe Wahoo y anteriormente en 2017 la Universidad de San Diego también cambiaría el logo de sus tradicionales Aztecs. 

En ambos casos, sería tras el mismo argumento que tomaron los Redskins, señalando que los logos eran dañinos y ofensivos, tal cual lo menciona el representante de Oneida Nation, Joel Barkin: 

Estas son imágenes y palabras dañinas. No sólo es ofensivo sino que también hay efectos psicológicos”, dijo Barkin. “La MLB tuvo conversaciones con naciones tribales independientes, los consultó y tomaron acción. Eso se debería celebrar” añadió Barkin. (García, 2018).

Sin embargo, valdría la pena preguntarnos ¿Qué tanto eliminar o cambiar un logo aporta en el combate contra el racismo y la discriminación? Dolorosamente, la respuesta es que eliminar o cambiar un logo, en lugar de aportar al combate contra el racismo, lo acrecenta; ya que, genera un fenómeno llamado “Racismo Daltónico” o “Racismo indexado”. 

La eliminación de estos símbolos presupone la existencia de igualdad entre lo blanco y lo no blanco. En el caso de los logos, elimina de los imaginarios la imagen e incluso la existencia de ciertas tribus nativas americanas. De la misma forma, elimina la conciencia racial, imponiendo además una carga negativa a la imagen fenotípica que dichas imágenes habían creado.

Con esto, podemos entender entonces que “Racismo daltónico”,, se refiere a la incapacidad de visualizar actos racistas,  negando así las desigualdades raciales presentes en la sociedad; es decir, tras ciertos actos, reacciones, usos del lenguaje, etc., es velada la existencia de conflictos raciales (Bonilla-Silva, 2003). Es importante señalar que, muchos de estos actos, suelen estar cargados de retóricas que supuestamente combaten al racismo, como sucede con los logos de los equipos.

Bajo esta perspectiva, resulta difícil identificar las dinámicas que apelen al “racismo daltónico”, y es muy fácil confundirlas con dinámicas positivas; sin embargo, el también nombrado racismo indexado, tiene 5 diferentes formas de ejecución, que nos permitirán darnos cuenta cuando algún medio, político, narrativa o incluso nosotros, lo estamos ejecutando: 

1. Se evita terminologías racistas.

2. Movimientos semánticos para evitar ser etiquetados como racistas. Ejemplo: “No soy racista” o “Algunos de mis mejores amigos son inmigrantes y negros

3. Uso de diminutivos. Ej: “Mira un indito” o “Mi amiga es negrita” 

4. Proyección. Ej: “No quiero sonar racista pero…” 

5. Incoherencia retórica. Ej: “El niño es morenito, pero está bonito

Es importante señalar que, no necesitan estar presentes todos los elementos para le existencia del racismo daltónico, con uno es suficiente para que este sea ejercido. Con esto, podemos dilucidar claramente 2 de los elementos en lo realizado por los Redskins y los Indios de Cleveland. 

  1. Por un lado, evitan terminologías racistas o catalogadas como racistas, como el uso directo de los nombres. 
  2. Eliminan los logos. Esto es directamente un movimiento semántico para afirmar: “Nosotros no somos racistas por ende decidimos eliminar una imagen que apela al racismo” 

Lo complejo del “Racismo daltónico”, es el fenómeno que crea, pues dicha dinámica lo único que hace es ocultar la existencia de la problemática racial, e invisibiliza a ciertos grupos sociales, en éste caso, los nativos americanos. 

De esta manera, debemos tener claro que la reproducción del racismo, también se da cuando las minorías étnicas o raciales tienen poca e incluso nula representación. La nueva ideología racial ya no se ampara en estructuras biologistas, ahora es indirecta, resbaladiza y aparentemente no racial. 

El racismo daltónico, trae consigo formas en las que enmarcamos y construimos la realidad, eliminando por completo la conciencia racial, la cual no nos permite entender cómo opera la raza y la etnia en la vida social, aspecto que tomaremos en la siguiente entrega.

/gf

Leave a Reply