Las redes sociales una herramienta para la danza durante la pandemia.

@AnnAuste

Enrique Cessa, bailarín que hace su servicio social en la Compañía Nacional de Danza en México, nos cuenta acerca de su vida artística antes y después del confinamiento. 

Enrique Cessa, estudió ballet desde los 15 años, iniciando en teclas y zapatillas. Por consiguiente paso a ser estudiante en Pro del Talento Veracruzano, donde finalizo sus estudios como bailarín y se graduó en la Escuela Nacional de BalletFernando Alonso” en la Habana, Cuba.

Actualmente reside en la Ciudad de México, siguiendo su trayectoria en la Compañía Nacional de Danza.

Enrique es un artista, que durante esta pandemia ha tenido que llevar un estilo de vida muy distinto en estos últimos meses. Sin embargo, su optimismo lo ha llevado a ver la otra cara de la moneda.

¿Cuál fue el Resultado que han tenido al hacer clases con estas nuevas herramientas digitales ”?

Realmente creo que ha sido bueno, de por sí el ballet es un poco difícil que llegue a todas partes, pero yo creo que lo que ha servido en este tiempo de contingencia es que la gente se acerca más y aprende más.

Por lo regular hay bastante público, no hay funciones que ahora que las personas tienen tiempo libre, este tipo de cosas que se han publicado, han tenido buen rating, la gente ha estado al pendiente de lo que se ha ido trabajado acerca de este arte.

El desafío de seguir con la vida diaria

Particularmente, ¿Cómo te has sentido emocionalmente?

Fotografía: Yared Bautista

Es difícil porque al principio lo tomaba como “vacaciones”, al principio fue así, afortunadamente la página de los bailarines fue de las primeras aquí en México en transmitir clases en vivo, pero creo que ha sido difícil, emocionalmente si hay días en los que considero días buenos y malos, particularmente yo porque son bajones de saber que las condiciones no son las adecuadas, los pisos no son los adecuados, tuve que conseguir una barra para adecuarlo en mi casa del cual he intentado integrar ese sentir, esa aula, pero uno se frustra porque realmente no es el mismo ritmo, tuve que hacer un horario para seguir entrenando.

Sin embargo, esto me ayuda también pues he tomado clases virtuales con otros maestros de otros países por Zoom e Instagram, esto es lo que me ha dado la oportunidad de seguir e intento mantenerme sabiendo que esto va a terminar. Busco trabajar como se pueda pero más con conciencia, de cuidar el cuerpo y nuestra mente, mantenerme positivo, ocupado y ver de qué manera puedo mejorar al aprender más cosas técnicamente.

En el aspecto alimenticio, ¿la dieta ha cambiado? ¿Cómo la has llevado? 

Fotografía:@/dimejuanlara/

Complicado, porque cada bailarín tiene su lucha en la compañía, en las escuelas y en todos lados. Existen gente delgada que puede comer de todo pero también hay muchos que luchan con su físico y su peso pero a mí me ha tocado sufrirle un poco más que nada acostumbrarme a ese ritmo.

Anteriormente llevaba un ritmo diferente de la escuela a la compañía y ahora he tratado de mantener mi alimentación pero me permito comer un poco más, sí se me antojan unas galletas me las como pero sí he cambiado un poco la dieta, me permito comer un poco más. Por ejemplo a veces me como dos tortillas o unos pepinos con tajín. De repente entra esa ansiedad pero es prepararse psicológicamente, intentando comer saludablemente y balanceadamente.

.¿Cómo ha sido el entrenamiento en casa? ¿Tienes un horario de entrenamiento?

Fuente: @/kike_cessa

Si, llevo mi horario. Incluso duermo mis 8 horas diarias, fines de semana a veces me desvelo, sí tengo un horario porque sino es así me descontrolo.

A veces es muy difícil porque en donde vivo están presentes los ruidos del coche o del tren y pasa que mis padres me preguntan algo y tengo las clases en virtuales pero trato de usar audífonos inalámbricos para no tener distracciones.

¿Qué piensas de la nueva normalidad que se habla? Desde tú perspectiva como artista.

Hemos estado trabajando y  se han estado haciendo cosas porque la compañía  tiene planeado algunas funciones desde casa, tratar de unir videos para integrar a todos.

Pero creo que esta normalidad, mínimo para la compañía y los artistas no nos podemos acostumbrar, sabes? Y no es que no se pueda pero mínimo no es lo mismo para mí, no es lo mismo de  ir a la escuela que cuando te despiertas y vas a la cocina porque ahí ya es tu nueva aula.

Sí es padre saber que muchos adecuaron un estudio pero intentamos normalizar pero para mí ha sido difícil tomarlo como normal. Es raro pero tal vez le podemos sacar provecho. 

En el aspecto económico ¿Has sido afectado?

 Si, realmente sí ya que yo tengo que seguir pagando renta, se agregaron gastos, hubo disminución de la paga. Se vio afectada de esa forma, no trabajar al cien porque tengo que pagar aquí allá, la renta del teléfono, etc.

 En la compañía no porque solo me dedico a tomar clases, pero la gente que se dedica al FreeLancer llega a ganar por invitaciones el cual solo pagan viáticos, sueldo y de los acuerdos tomados, pero ahora es difícil porque ya no hay invitaciones, galas, ya no hay cursos, presentaciones, etc.

Se han realizado videos para  proyectos de “#Quedateencasa” para apoyar y de generar donaciones al sector salud, tratado de difundir el arte del Ballet, todas las clases en la página de bailarines, no solamente de ballet sino danza contemporánea.

#SanaDistancia #MéxicoSolidario
Quédate en casa

Actualmente he estado dando clases en línea pero la energía que se vive es muy diferente, al dar clases dices “sí está bien aprendido” “sí está correcto”, yo realmente no doy como tal Ballet,  que es distinto al transmitir.

Sin embargo, conozco que sí se han dado por zoom pero hay más conversatorios acerca de la música, de la coreografía, de concursos, de lo que sea para que también la gente aprenda.

Hemos hecho entrevistas por Instagram de bailarines acerca de su trayectoria, preguntas que nos hace el público (para que la gente nos conozca) cómo de cómo empezaste a bailar, preguntas de cómo ganamos algún concurso, etc.

View this post on Instagram

Xenu 🖤 #festivaldanzacordoba2017.

A post shared by Enrique cessa (@kike_cessa) on

¿Cuáles son tus pasatiempos durante el confinamiento?

Bueno pues, he estado buscando clases como de hacer ejercicios para prender más diferentes tipos de rutinas, ver cómo trabajar músculos en la cuestión física, me gusta armar rompecabezas, escuchar música, leer, ver alguna serie netflix y ver documentales.

También, no solo la compañía ha transmitido ballet de México sino de otros países de Europa como Rusia y otros, me gusta verlos y aprender sobre otras compañías y saber de cómo está trabajando.

Related Posts

Aprender para controlar el entorno digital
Decisiones difíciles en Tokio 2020: Juegos Olímpicos sin espectadores
La censura como herramienta pública y digital: Donal Trump

Leave a Reply