La creación del INMECOB pone en riesgo al sector de telecomunicaciones en México advierten especialistas.

@pxcox96

El Senador y líder de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, presentó una iniciativa de reforma a los artículos 27 y 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para fusionar al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) en un solo órgano.

Propone Monreal desaparecer tres organismos autónomos

Con ello, la iniciativa busca crear el Instituto Nacional de Mercados y Competencia para el Bienestar (INMECOB). La composición orgánica del (INMECOB) sería como un Órgano Constitucional Autónomo (OCA), el cual rendiría cuenta la Senado y se integraría por cinco consejeros designados por el Ejecutivo Federal a propuesta del Senado por un lapso de siete años.

El argumento central de la iniciativa es que con la creación del nuevo regulador la Administración Pública Federal se estaría ahorrando alrededor de 500 millones de pesos, pues este órgano contaría con un presupuesto de mil 875 millones de pesos, lo que implica una reducción del 21 por ciento del total del presupuesto destinado a los tres reguladores.

El proyecto de ley surge en el marco de la firma del Tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y emerge de la necesidad de “garantizar la libre competencia y concurrencia, así como prevenir y combatir los monopolios en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión”, según el proyecto.

El sector de telecomunicaciones se convulsionó a propósito de la iniciativa presentada. Bajo esta iniciativa numerosos especialistas, estudiosos, investigadores y órganos del sector han manifestado su preocupación por que este proyecto de ley llegue a buen puerto.

Tal es el caso de la International Chamber of Commerce (ICC), quien a través de un pronunciamiento en su cuenta de Twitter, advirtió que la iniciativa “destruiría un camino de 27 años de formación de órganos colegiados técnicos que inició con la Comisión Federal de Competencia (COFECO) y la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL)” y que la propuesta de “crear un súper organismo regulador acarrearía más riesgos que los beneficios económicos por los cuales se plantea generar una nueva entidad”.

Y es que la relevancia del IFT es sustantiva. De acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) el sector de telecomunicaciones aportó 3.13 porciento al Producto Interno Bruto durante el cuarto trimestre del 2019. En adición, y a pesar de no ser un órgano recaudador, el IFT ha recaudado alrededor de 106 mil millones de pesos durante su ejercicio.

IFT afirma que no tuvo conocimiento sobre anteproyecto de fusión ...

De acuerdo con el INEGI el sector de telecomunicaciones aportó 3.13 por ciento al PIB en el cuarto trimestre de 2019.

Jorge Fernando Negrete Pacheco, presidente de la Agencia Digital Policy & Law Group (DPL), asevera que el IFT es uno de los órganos más robustos de América Latina y su importancia reside en que este organismo es capaz de regular mercados y competencia económica así como de garantizar derechos de audiencias y medios públicos, sin dejar de lado el combate a la Brecha Digital.

“El instituto es de las pocas entidades que es altamente rentable no solo en términos económicos, también culturales, educativos y sociales. Es una entidad que sí tiene argumentos necesarios para defender su autonomía técnica”, argumentó el también miembro del Consejo Consultivo del IFT.

“En este Gobierno estamos operando sin hoja de ruta en cuanto a estrategia digital. Es un problema que en un contexto de T-MEC, donde #EUA planea ser líder #5G, México se cuestione fusionar al IFT con  la COFECE, y la CRE“, sentenció Fernando Negrete.

Por su parte la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI) se posicionó explicando que “la iniciativa es un retroceso porque acabaría con la autonomía del regulador de telecom y radiodifusión”. 

Mony de Swaan, ex presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL), advirtió que esta iniciativa “no se justifica. La austeridad es simplemente un pretexto para promover una contrarreforma y lograr una institución supeditada y controlada políticamente por el actual gobierno”.

Por su parte, el IFT se emitió un pronunciamiento sobre la iniciativa presentada por el Senador Monreal en la que desconoce el proyecto y recalca que no emitió comentarios ni sugerencias a la iniciativa. Ello ante las denuncias que sugerían que la iniciativa de crear al INMECOB había surgido de las oficinas del Comisionado Presidente Interino Adolfo Cuevas.

AMLO respalda creación de INMECOB; desaparecería IFT, CRE y Cofece ...

Finalmente, en su conferencia matutina del 11 de junio, el Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció desconocer la iniciativa, pero que “si ayuda a reducir los gastos y si es para ahorrar estoy de acuerdo”.

Si bien la iniciativa de ley se adhiere a “la austeridad republicana” de la Cuarta Transformación, es un hecho que el proyecto no contempla el grado de especialización que no solo el sector de telecomunicaciones requiere.

Lo cual justifica la existencia de este órgano autónomo muy por encima de uno solo que más allá de regular y fomentar la competencia económica la podría entorpecer. En el combate a la brecha digital, acceso a las TIC y los derechos de las audiencias se podrían verse vulnerados.

Es evidente que para lograr estos propósitos es necesario reformar a los órganos autónomos, pero no a través de la creación de una entidad como la que plantea el Senador Ricardo Monreal, sino que su reconfiguración busque su fortalecimiento frente a los agentes económicos a los que se enfrentan. De esta manera se podrá garantizar no solo competencia económica, sino también derechos fundamentales como el acceso a las telecomunicaciones en México

Related Posts

La digitalización de la educación: nuevas brechas en tiempos de covid-19
Neuralink de Elon Musk : un pequeño paso para el hombre un gran salto para el futurismo
¿Trabajar para vivir o vivir para trabajar? El derecho a la desconexión laboral

Leave a Reply