El recuento de lo instantáneo: Día mundial de la fotografía 2021

¿Qué comparten el trabajo de un periodista, un paisaje, una boda y una salida con amigos? Probablemente pocas cosas, sin embargo, todas las situaciones anteriores tienen por lo menos algo que las mantiene para la posteridad: una fotografía. 

Esta técnica -que también puede ser considerada arte, trabajo o medio de comunicación– nacida en el siglo XIX ha evolucionado desde el más primitivo proceso hasta la facilidad con que se utiliza hoy en día, pues cualquier persona que posea un celular con cámara integrada, puede captar lo instantáneo y efímero de un momento. Así pues, la fotografía es cosa de la cotidianidad, pero ¿te has preguntado cómo ha evolucionado hasta nuestro presente? 

El diecinueve y veinte: Nacimiento, ascenso y permanencia de la fotografía en el mundo

Hablando de estas últimas, fue en la década de 1830 cuando Joseph Nicéphore Niépce consiguió la primera imagen registrada que no se perdía rápidamente. A partir de este momento los avances no pararon, pues durante buena parte del siglo XIX se crearon procedimientos que mejoraban la técnica, como el daguerrotipo de Niépce y Louis Daguerre, que consistía en una placa de cobre recubierta de plata que era expuesta al vapor de yodo y, posteriormente, a la luz que captaba. 

Joseph Nicéphore Niépce

Estas placas fueron el sostén de los primeros intentos fotográficos. Ya patentado el proceso de negativo / positivo durante la década de 1840, surgieron en los estudios nuevas placas: las de emulsión y las secas. Por un lado, las de emulsión utilizaban un proceso con colodión (sustancia pegajosa que se adhiere bien al vidrio y absorbe las sales de plata) que era más económica, más rápida y más variada -había procesos de ambrotipo y hojalata-. Por otro lado, Richard Maddox introdujo la gelatina seca para que el fotógrafo pudiera almacenar las placas antes de usarlas, lo que trajo mucha mayor facilidad y practicidad, pues ahora incluso las cámaras eran mucho más pequeñas, llegando a lo portátil.

Claro que hubo muchos otros inventos que revolucionaron la fotografía como el autocromo de los hermanos Lumière para darle color a la instantánea, sin embargo, también es pertinente mencionar los accesorios. 

Hacia finales del siglo XIX y principios del XX, George Eastman desarrolló, a través de su compañía Kodak, una película flexible que podía reducir en costos la producción y venta de una cámara. Esto, aunado a los procesos químicos de Polaroid -secretos mantenidos hasta la actualidad- y la variedad de lentes intercambiables empresas japonesas como Asahi y Nikon, permitió mejoras no sólo en el proceso, sino en la cámara misma. Ya hacia las década de 1970 y 1980 se comenzaron a crear cámaras inteligentes que tomaban decisiones de apuntado y enfocado por sí mismas, siendo precursoras de lo que conocemos como la era digital.

La cotidianidad en lo digital

Almacenar imágenes por la vía electrónica cobró particular importancia y popularidad a partir de la década de 1990. Este tipo de cámara ya no cuenta con una película manual, por el contrario, aquellas placas de cien años antes fueron sustituidas por películas electrónicas que permiten ver la fotografía en la misma cámara. 

Con el comienzo del nuevo siglo, las cámaras digitales evolucionaron y ahora se pueden encontrar en muchísimas marcas y modelos de celulares alrededor del mundo, con una calidad mayor a la que Niépce creara una vez, hace casi doscientos años. 

Actualmente, la fotografía no sólo es una técnica, sino que se ha convertido en una forma de expresión. Con ella podemos compartir actividades, ideas y momentos con nuestros amigos y otras personas a través de redes sociales. Por ejemplo, según un estudio de Comunicación Política Aplicada, el 70.25% de los mexicanos comparte en su Instagram -red social que parecería estar dedicada a las instantáneas- fotos suyas y el 47.50% publica selfies. Claro que no es todo lo que vemos en redes, pues según este mismo estudio, el 46% comparte fotos de sus viajes, el 40.75% publica fotos con sus amigos y el 40.25% sube fotografías de eventos a los que asisten.

¿En cuáles de estos porcentajes te encuentras tú? ¡Cuéntanos! Además, recuerda que ya sea con Whiskey o Cheese, lo importante es que sonrías, pues hoy celebramos el Día Mundial de la Fotografía 2021.  

Fuentes:

https://1819.es/una-breve-historia-de-la-fotografia-y-la-camara/

https://photo-museum.org/es/historia-fotografia/

– Estudio de Comunicación Política Aplicada

Related Posts

Volver al Futuro: un escaparate publicitario
Neuralink de Elon Musk : un pequeño paso para el hombre un gran salto para el futurismo
La cuarta revolución industrial. La tecnología como protagonista del futuro

Leave a Reply