El arte y la cultura, una experiencia mística pero irremplazable en el mundo digital.

Entrevista con Horacio Franco

Por Areli Rojas

Parte del programa especial titulado  “Hablemos de Comunicación Digital”, conducido por Luis Ángel Hurtado Razo,  se plantea la cuestión de manifestar el arte y la cultura en las redes sociodigitales pero desde el punto de vista del artista. En este caso, Horacio Franco uno de los músicos mexicanos más destacados en la interpretación de Flauta de pico, nos cuenta a detalle su experiencia personal durante el confinamiento.

El arte y la cultura como una necesidad humana que no debe aislarse.

¿Qué papel está jugando la cultura y el arte  en la coyuntura internacional del COVID-19,  en estos ojos de artista y músico profesional?

Están tomando los mismos papeles que están tomando otras áreas del ser humano, desde la procuración de justicia, la sexualidad humana, las relaciones sociales, laborales y todo lo que tiene que ver con relaciones humanas.

 El arte  es un tipo de relación humana,  no solamente es un distractor o un entretenimiento; más bien es una necesidad humana y digo esto por el aislamiento social del COVID19 que hemos tenido. Antes, no tomábamos en cuenta lo importante que es ver una película en el cine, tener una relación amorosa con alguien de cerca, tener una vida social rutinaria, ir al gimnasio, etc.  Es decir, todas esas áreas que no tomábamos en cuenta porque era rutinarias y hoy se han vuelto prohibitivas, nos “voltearon la tortilla” completamente para aislarnos.

Las artes son un fenómeno de comunicación humana  en especial las artes escénicas porque ya no puedes asistir a una función de teatro, a una sala de conciertos o una función de danza es ahí donde ya no tienes esa magia.

Es un misterio de comunicación de emociones a partir de un artista que está transmitiendo las emociones de un compositor, de un dramaturgo o de un coreógrafo a un público que es el receptor.

 Eso también se puede lograr a través del Internet pero no es lo mismo, y no es la magia que existe, es como si tuviéramos que comer de manera virtual pues no se puede porque es una necesidad primaria. Y  ahora se están valorando más las artes como una manera de cultivar el espíritu, la mente y finalmente el placer estético que tiene el ser humano.

La importancia del arte y la cultura en la formación del ser.

Bueno, al ser las “artes percé” un fenómeno de comunicación que conlleva un placer estético, tanto del que lo interpreta y tanto del que recibe la interpretación, restituye o  alimenta una parte de cerebro que te va haciendo más sensible y abre canales de percepción que de otra manera no abriría sino hay contacto con las artes.

En el mundo hay pobreza, tanto cultural o educativa en el cual los presidentes no son sensibles a las artes. Por otro lado, hablando de la comunidad narcotraficante, son poco sensibles, es decir, los hicieron malos con la basura de comida, basura de entorno, basura de música. Por ejemplo, la manera de soplar en los instrumentos de aliento en las bandas norteñas y gruperas es muy agresiva, anti-natural. Es decir, no se usa la “ecualización” y la amalgama de sonoridad que debe de tener la banda de metales, ellos se los saltaron y empezaron a soplar de una manera muy agresiva los instrumentos, al igual que los textos.

Sí tu educas con poesía de García Lorca, Sor Juana, Amado Nervo, Neruda y de literatura de Shakespeare, Oscar Wilde, García Márquez, Juan Rulfo obviamente tendrá otro tipo de lenguaje hablado y escrito del cual va expresarse de una manera diferente. Al contrario de estos corridos y de estas violencias que tienen cotidianamente que en realidad no es su culpa.

 Es importante porque el arte sí sensibiliza y hace a los humanos más abiertos,  se ha convertido en una necesidad porque la  cuestión es que una vez habiendo escuchado a Bach, una vez comido una buena sopa de habas o un buen tlacoyo ya no quieres saber de la comida chatarra.

Desde otra perspectiva

Ante todo este fenómeno de información en internet, todos los días hay violencia verbal y auditiva. ¿En qué momento ingresaste a este terreno y cómo llegaste a construir música y compartir música?

Yo tengo la necesidad de estar tocando, no me siento útil en la vida sino tengo un público que me escuche lo que hago. Sí fuera compositor me hubiera gustado que escuchen mis composiciones, sin embargo, no lo soy. Soy intérprete y me gusta que escuchen música barroca, música contemporánea, indígena, danzón hasta Beatles y cuando dirijo sinfonías de Schubert, Mozart, conciertos de Bach, entonces yo quiero que la gente escuche lo que ejecuto.

Mi profesión está en caminada en ser un ejecutante en una sala de conciertos, una necesidad muy latente en todo artista que ama su trabajo como pasión en la vida. Es una cuestión, no de vanidad ni de ego sino la necesidad de estar en un escenario y dar lo mejor de ti al público. De que escuchen la maravilla que escribió Bach, Monteverde, la maravilla que escribió Mozart o Vivaldi y en un momento dado no lo puedes hacer. Entonces, el hecho de no poder hacerlo en una sala de concierto porque todavía no se puede, hace que no te sientas completo, que no te sientas realizado.

Entonces empecé, aunque para mí la experiencia mística es llegar y tocar a un público que te está viendo, escuchando y sintiendo sin que graben el concierto no importa porque antes no existía eso y no había internet ni discos. Un momento donde tienes que darle al público, le modificas  su entorno, le das un placer estético y sale muy agradecido y diferente.

Centro Cultural Tijuana - CECUT: El afamado flautista Horacio ...

Proyecto cuarentena, es una forma de seguir motivándome al tocar en público. Empecé con obras de Bach,  llame a otro colega y empecé a trabajar en mi sitio de YouTube. Me fue bien aunque no tengo ni 3 mil seguidores pero finalmente hice mi esfuerzo. Por otro lado, cuesta trabajo con la música clásica porque estas compitiendo con todos los sitios de mucha vulgaridad, basura informativa, amarillista que son los que más seguidores tiene.

A diferencia de tocar para un teléfono es que no estas sintiendo la emoción del público y más que un aplauso es ese contacto que hace que ese concierto sea una experiencia mística. Al grabar estás prejuzgándote y una grabación es lo más artificial en el mundo de la música, editadas y no tiene la experiencia viva.

¿Seguirás con el proyecto digital?

Tal vez siga haciendo las grabaciones con la edición que la gente desea que considero no es natural, ni espontaneo y que no es una experiencia humana. Y seguiré en las salas de concierto para hacerlo con todo el amor del mundo para el público. Sin embargo, lo que me preocupa son aquellos colegas que quieren monetizar a través de YouTube y que son artistas que no tienen ingresos fijos y tienen que explorar todas las posibilidades, agregando que no hay escuelas de gestión cultural y de gestión artística para nosotros los artistas.

Horacio Daniel Franco Meza, es músico destacado en la interpretación de la flauta de pico, es profesor y director de orquesta mexicano. Varias de sus interpretaciones integran la música clásica, popular y tradicional. Además es activista por los derechos de las comunidades LGBT.​

Capella Barroca de Mexico (Vocal & Instrumental Ensemble) - Short ...

Fundador de la carrera de flauta de pico en el conservatorio mexicano.  Fundador, director e intérprete de la Capella Barroca de México, un ensamble dedicado a la interpretación e investigación de la música barroca con instrumentos e intérpretes especializados en ese periodo musical. Fundador también de la Orquesta Barroca Capella Puebla.

 Al seguir sus estudios en el Conservatorio de Holanda, obtuvo el grado de solista cum laude. Como director de orquesta ha sido invitado a conducir distintas agrupaciones musicales e intérprete de muchas composiciones del cual ha tenido varios reconocimientos a nivel mundial.

Related Posts

Decisiones difíciles en Tokio 2020: Juegos Olímpicos sin espectadores
FAST FASHION y los nuevos hábitos de consumo
Café en tiempos de cuarentena. ¿Qué beben los mexicanos en esta pandemia?

Leave a Reply