COVID-19 provoca la peor crisis a la industria del cine

@james241478

La crisis económica ocasionada por la Pandemia de COVID-19, afectó durante el primer trimestre de este año a la industria del cine Hollywoodense, debido a la cancelación de festivales, los estrenos taquilleros más esperados, pérdida de empleos, y el cierre de salas de cine en países con mayor número de contagios.

De acuerdo con el portal web, Europress, la industria ha perdido cerca de 5 mil millones este año, en contraste con el 2019. Por lo que, el séptimo arte de mayor auge comercial, comenzó a vivir la realidad de una de las peores películas de ciencia ficción, al enfrentarse a la crisis sanitaria más silenciosa de los últimos seis meses.

La suspensión de actividades ha sido masiva y contundente; tal es el caso de China, en donde más de 70 mil salas de cine permanecieron cerradas, incrementando pérdida de 2 mil millones de dólares; en Italia, por otro lado, casi la mitad cerraron; mientras que, Corea del Sur bajó un 80 por ciento de sus ganancias desde el 2019.

Según el portal, Golden Globes, el marketing digital ha llevado al alza la industria de cine. Mientras que, las ventas en taquilla para Japón disminuyeron un 18 por ciento desde el 2010 debido a el desastre natural acontecido por el sismo que azotó a ese país, para el 2019 alcanzó los 2,600 millones de dólares, se ha esperado que para agosto y septiembre del 2020 el equilibrio se recupere gracias a las cintas por estrenarse.

Al mismo tiempo, estableció un conjunto de iniciativas, tales como: una inversión en tecnología e instalaciones, formato IMAX, 4D, y pantallas premium; un desarrollo en el grupo de audiencia clave, esto es, jóvenes y nuevos fanáticos de cine con películas animadas y contenido emotivo; y, finalmente, una colaboración directa con distribuidor, que asegura, lo repondrán de la crisis económica.

En rigor al desabasto, de mayo a agosto se estimó una pérdida del 40 por ciento en recaudación anual, lo que supondría un promedio de 4 mil millones de dólares en entradas vendidas, según el portal web ABC.es; la recuperación monetaria ha tenido un costo elevado dada la suspensión de producciones, no solo financiero, también físico.

Por otro parte, en lo que se refiera a estrenos esperados de este año, se retrasaron al menos seis cintas que tenían lugar del mes de abril a mayo, cuyas pérdidas las colocaron en el siguiente orden: No time to Die, hasta noviembre del 2020, con una pérdida de 50 millones de dólares invertidos en publicidad; A quiet Place II, pensada en marzo, y ahora planeada en septiembre del 2020, con una pérdida de 30 millones.

Seguidas de las producciones que se esperan en el 2021, tales como: Fast and Furios 9, de Universal; Mulan, de Disney; Morbius y Cazafantasmas: Más allá, junto con Spiderman spinoff, de Sony y Marvel, y finalmente, Wonder Woman 1984, de Warner Bros programada para el 14 de agosto, así como, Black Widow, de Marvel para el 6 de noviembre de este año.

De modo semejante, Hollywood lleva perdido el sustento más importante en la industria, de acuerdo con información de The Guardian, 120 mil trabajadores cinematográficos perdieron sus empleos. Asimismo, en el Reino Unido, se reportaron cerca de 50 mil trabajadores pertenecientes al cine independiente sin empleo.

No obstante, mientras el séptimo arte tradicional ha decaído, su hermano en versión digital incrementó sus ingresos en los últimos meses. El diario Los Ángeles Times, precisó que Netflix ganó 15.8 mil suscriptores globales, con un total de 183 millones de clientes, lo cual le generó un ingreso neto de 709 millones de dólares, equivalente al $1.57 de sus ganancias en el primer trimestre del año.

Además, sus acciones aumentaron más del 30 por ciento; en donde su ventaja fue adelantar las producciones planeadas en 2020, evitando de esta forma, un percance de cualquier tipo garantizando encabezar la lista de plataformas en servicio de streaming de paga; señaló, que ha podido contratar a 2.000 trabajadores para mejorar su servicio al cliente, dada la demanda. Y concretó que, la plataforma digital mostró empatía por la industria tradicional, al destinar 150 millones de dólares en apoyo.

En cuanto a el papel de las plataformas de streaming adicionales, han logrado incrementar sus ganancias, dada la baja ventaja competitiva con las producciones en pantalla grande.

Según información de The Hollywood Reporter, Amazon Prime Video ha comunicado cerca de siete series de televisión, y 30 películas aproximadamente, entre clásicas y estrenos recientes de cine, en el mes de mayo. Mientras que, la cadena HBO GO, cerca de diez cintas contemporáneas, y nueve series entre estrenos y continuación de temporadas.

En cuanto a los festivales de cine, puntualizó, que el Festival de cine de Nueva York ha programado una nueva estructura para su edición 58, con un formato híbrido en donde se use la realidad virtual y la persona para complementar la experiencia.

Mientras que, el mercado digital del Festival de Cannes pensó en dos eventos; el primero organizado por oficial Cannes Marché Du Film, y el otro por las agencias de venta de películas: CAA Media Finance, UTA independent Film Group, ICM Internacional, and Independent Group, y Endeavour Content; en donde, la experiencia sea virtual e interactiva.

En definitiva, las expectativas más optimistas del reinicio económico en la industria cinematográfica, han sido previstas para la mitad del año, entre los meses de julio y agosto; aunque, las más realistas fueron anheladas para septiembre, en donde el funcionamiento tendría normalidad, agregó el portal Golden Globes.

En última instancia, la esperanza no solo es por la reactivación económica del séptimo arte, también, la del mundo en general. La pandemia que presenciamos, es una de las peores cintas de ciencia ficción y suspenso que podemos estar viviendo.

Related Posts

Códigos QR: Nuevas formas de presentación (y comunicación) ante la nueva normalidad
Decisiones difíciles en Tokio 2020: Juegos Olímpicos sin espectadores
FAST FASHION y los nuevos hábitos de consumo

Leave a Reply