Aprender para controlar el entorno digital

Una de las primeras actividades que las personas suelen hacer al despertar es tomar su celular; sacar la primera foto del día, redactar un tuit, contestar los mensajes de WhatsApp o realizar la to-do list en su agenda digital. Podemos afirmar que hay un sin fin de pasos y actividades que realizamos al despertar que involucra tener un dispositivo en la mano.

Las distintas motivaciones que han orillado a las personas a convivir en un entorno digital van desde la necesidad de hablar con amigos y familiares o ser visible para otros, u otras tan complejas como elaborar una investigación, estudiar o trabajar desde casa.

En los últimos meses una cantidad considerable de personas han decidido desconectarse de las redes socio digitales no solo por el hecho de que ya no están en contacto con su realidad si no que esto presenta un problema más en sus vidas; el uso desmedido y poco informado nos lleva al mal manejo de las redes socio digitales.

En una encuesta llevada a cabo por la Royal Society of Public Health en Gran Bretaña a jóvenes de 14 a 24 años de edad con relación a uso de redes socio digitales y su impacto en su salud física y emocional muestra que redes como Facebook, Twitter, Instagram y Snapchat  aumentaban la ansiedad, el sentimiento de soledad así como poca autoestima.

Tener un pleno conocimiento de la utilidad y función de los distintos servicios que te proporcionan las aplicaciones, te da el poder de gestionar de una forma más sana su uso, y ser utilizadas como lo que son:  herramientas y servicios.

Los internautas han llegado al de sentirse con la necesidad de estar siempre en línea y disponibles para responder, aun si eso afecta su salud. Según datos recopilados de Common Sense Media realizados en México y Estados Unidos siete de cada diez niños y adolescentes se van a la cama con el dispositivo móvil. Lo anterior, no solo ha afectado a las generaciones más recientes, si no que el 48% de  los adultos también revisan el celular antes de conciliar el sueño, en consecuencia ahora los trastornos de sueño son más comunes que hace 15 años, afectando la productividad, la salud física y la mental

El gran reto

Hemos sobrepasado el uso de las TIC solo para el ocio, por lo que la mejor forma de contrastar la vida cotidiana con las nuevas tecnologías es a través de la alfabetización digital continua, esto en consecuencia de los distintos avances que hay y seguirán evolucionando. Hacernos conscientes del uso de las redes nos permite mayor control de nosotros sobre ellas y no de ellas sobre nosotros.


Related Posts

Y así cada quince
Volver al Futuro: un escaparate publicitario
Zoom deberá pagar millonaria multa tras demanda por violar privacidad de usuarios

Leave a Reply