Viajando a través de Currents: 5 años de la consolidación de Tame Impala

  • Kevin Parker nos sumergió en una psicodelia nunca antes interpretada.
  • El single The Less I Know Better, fue reconocido como la canción más popular de la década en radio Triple J australiana.
  • Los sintetizadores y la idea del cambio y ruptura, fueron protagonistas en el disco.

Fue un 17 de julio cuando Kevin Parker finalmente decidió publicar su tan esperado álbum Currents, después de dos meses de retraso y de constante masterización del resto del álbum, ya que, durante el transcurso del 2015, se fueron publicando diversos singles del álbum, incluso uno de manera gratuita como Let It Happen. Y hoy es un lustro que merece la pena recordar en la música contemporánea. Y como muchos críticos: el mejor álbum de su carrera, o el que consolidó el nombre de Tame Impala de forma internacional. 

Y es que con la forma de trayectoria que estaba tomando Kevin, nadie pensó que dejaría las guitarras en segundo plano para dejarle el paso ancho a los efectos (como el australiano nos tenía acostumbrados, claro está) de sintetizadores, pero coqueteando y a la vez cazando mitos sobre el R&B y la música pop, desde la casa de su natal Perth, Australia.

Muchísimos detalles quedaron plasmados dentro del disco. En palabras de Parker, “inicia este tipo de transición de alguien”. Y que al igual que él lo hizo al mezclar el álbum: dejar atrás todas las ideas preconcebidas. Poniendo el mismo ejemplo al tomar un camino considerablemente diferente a sus anteriores trabajos InnerSpeaker y Lonerism.

Debido a la naturaleza de Currents, muchos podrían pensar que que es un álbum conceptual, aunque esto no sea tal, el disco te hace sentir que es todo en uno, y que las canciones en su conjunto, te comunican el proceso por el que pasa una persona en todas las cuestiones de su vida: las inseguridades, las rupturas, un nuevo camino que se torna borroso y nuestro enfrentamiento que nosotros mismos embarcamos. 

Tal es la canción con la que abre el hilo narrativo del álbum, Let It Happen, donde en un momento de la canción, se puede escuchar un salto de la pista al estilo de disco rayado, que con el tiempo se va convirtiendo en un ritmo que el australiano quiso hacer sentir como su obsesión con la perfección, pero a la vez lo describió como un fetiche de querer hacer sentir a las personas que algo es un accidente cuando es totalmente intencionado.

 “Definitivamente tengo un fetiche por hacer que la gente piense que algo anda mal en la reproducción. Son solo formas de afectar a las personas. Para mí, hacer una parte de una canción donde se salta de una manera que el oyente piensa que no es intencional es lo mismo que poner una guitarra en el flanger o hacer que una canción suene psicodélica o hacer un cambio de acorde que haga que las personas sientan lo mismo”. 

Además, mismo se encargó que el tema de la transición personal y sobre la lucha del cambio, se sintiera en cada rincón del disco, incluyendo la portada, haciendo alusión a un desprendimiento de vórtices, mismo que causa oscilaciones armónicas. Haciendo un efecto parecido al de la portada.

Tame Impala – Currents | Críticas Discos | El Quinto Beatle

(La traducción de las declaraciones, son de mi autoría)

“si canto sobre romper con alguien, para mí es igualmente sobre romper contigo mismo o romper con una parte de tu propia personalidad. Pero en general, el álbum está destinado a tener un tema constante y constante de transición personal. Se trata de alguien que se está dando cuenta de que está cambiando como persona en formas que no siempre quisieron o que no pensaron que cambiarían. A eso se refería el título Corrientes , estas fuerzas imparables; las partes de ti que están tratando de cambiarte”.

El viaje de las corrientes se siente por momentos, en grandes rupturas amorosas, decepciones y sorpresas. Específicamente en canciones como Eventually, Love/Paranoia, Reality in Motion e incluso la más popular The Less I Know Better, que mereció el premio de la canción número uno de la década por Radio Triple J en marzo pasado. 

Sin embargo, llegó la polémica, ya que la canción ‘Cause I’m A Man, causó mucha controversia sobre la naturaleza de la letra. Tachándose de sexista y hasta de misógina, Parker explicó que la canción era todo lo contrario y que la escribió de forma irónica sobre qué tan débiles podemos ser nosotros los hombres al inventar excusas. Aquí su declaración emitida originalmente en Stereogum

“Realmente debe interpretarse más como “Soy un hombre” como en “Soy un humano”. Soy simplemente un hombre “.” Entiendo cómo se puede percibir como sexista, casi misógino, pero lo digo de esta manera: sé en lo profundo de mi corazón, no soy de ninguna manera sexista. Y sabía que habría personas quién pensaría eso. Había una pequeña parte de mí que estaba emocionada por revolver algunas plumas porque nunca hago eso, ¿sabes? No soy ese tipo de persona”. 

Leave a Reply