Las redes sociales, medios alternativos para el talento artístico. “El nuevo estilo de vida del bailarín en tiempos de Covid-19” Entrevista con Argenis Montalvo

Fotografía de portada: Paulo García

@AnnAusten

Un giro rotundo sorprende la vida de muchos artistas durante la estancia en casa a causa del COVID-19, varios de ellos  han tenido que buscar  formas para seguir proyectando su talento. Argenis Montalvo primer bailarín de la Compañía Nacional de Danza del INBA, nos cuenta sobre el nuevo estilo de vida que lleva como bailarín y sobre los proyectos que lleva a cabo durante estos últimos meses.

Trayectoria Artística.

Argenis Montalvo, nació en Guadalajara, Jalisco. Inició su trayectoria profesional entre los 15 años y 16 años,  estudió dos semanas en el Royal Ballet de Londres y en el año 2010 en la Compañía de Danza Clásica en el Estado de Jalisco. Más tarde en el 2012, ingresa al sistema juvenil de Danza UNAM en la Ciudad de México, donde permaneció 6 meses. Un año después (2013) ingresa a la Compañía Nacional de Danza INBA donde funge a partir del 2015 como primer bailarín. Actualmente forma parte del proyecto cultural llamado “contigo en la distancia” que se transmite por Instagram como @bailarinescmx.

Antes y Durante el confinamiento.

Nos cayó de sorpresa a todos, vino a calmarnos un poco nuestro ritmo, antes del confinamiento definitivamente había mucha actividad física, teníamos un ritmo muy bueno en la compañía, yo como bailarín estaba viendo muchas puestas en escena, incluso antes de eso hicimos “Gisselle” en el Palacio de Bellas Artes, y  vino una primera bailarina del Ballet Nacional de Cuba a bailar conmigo, entonces en realidad teníamos muchos planes, muchos se tuvieron que postergar, se pausaron…

Ahora con este confinamiento hemos tenido que encontrar diferentes formas de seguir activos y de seguir proponiendo a la gente otro tipo de formato para nosotros hacerles llegar nuestro arte. Ha sido complicado mantenerse entrenado y motivado y mantener la figura física.

No es lo mismo entrenar “seis horas” que es lo que normalmente entrenamos a ya no tener ese ritmo. Porque nosotros podríamos más o menos hacer actividades físicas en nuestra casa, cada quien con sus adaptaciones y tratar de hacer nuestro ballet muy a medias pero definitivamente no, no es lo mismo.

La imagen puede contener: 1 persona, texto

Emocionalmente, claro, te pega el bajón. Es complicado mantenerse motivado. Normalmente hay que entrenar y moldear el cuerpo a las necesidades, y a las puestas en escena que vienen pronto.

Es decir, sí voy a preparar “El Lago de los Cisnes”, que normalmente yo, a parte de mis clases de ballet me quedo más tiempo en el ensayo o me quedo más tiempo en el gimnasio haciendo cardio para prepararme, porque tengo una meta a la cual llegar.

Y ahora, en estos momentos es muy ambiguo, el cuándo, y el cómo vamos a regresar, ya que seguramente no habrá funciones pronto, precisamente por la sana distancia y todo lo que se ha implementado con las medidas de apertura de espacios.

Es complicado emocionalmente mantenerse todo el tiempo motivado y listo para cualquier cosa sino se tiene una meta pronta.

¿Actualmente has usado alguna plataforma digital para proyectar alguna de tus actividades profesionales?

Si claro. De hecho, la red social que se ha usado es Instagram y bueno he colaborado con un par de páginas, tenemos una página de bailarines de la Compañía Nacional de Danza. Esta es una página alterna a la cuenta oficial y por ahí  hemos dado varias clases, es una iniciativa de los bailarines en la que damos clases gratuitas y solamente se tienen que conectar a las once de la mañana, todos los días hay alguna clase.

Yo en mi cuenta personal he tratado de compartir algunas fotos, recordando algunas piezas que ya baile, algunos ballets y fotos actuales. He tratado de grabarme haciendo algunas cosas en casa, de hecho tengo un par de ideas y proyectos para continuar grabándome y subirlas a redes sociales.

Lo positivo y lo negativo

Lo positivo es que la gente está consumiendo arte, definitivamente ha sido una ayuda para todas las personas para no perder la cordura o la calma, creo que el  lado positivo de esto es que puede haber una gestión de público, para que después de todo esto se siga consumiendo arte y le encuentren el gusto, nos empiece a seguir las personas y asistan a nuestras funciones.

Por el lado negativo, todo el mundo está creando, aportando al arte. La desventaja es que algunas cosas son gratis y hay personas que no tienen sus ingresos fijos, por ejemplo, nosotros damos clases gratis y es una iniciativa en donde se conecta quien quiere y puede  pero hay muchas personas que cobran, les dan el link o el enlace para que se pueden conectar pero como hay “clases gratis” es contradictorio y eso es un problema.

También existe un contraste al estar ante una distancia del público que cambia a una distancia de lo digital en especial con las redes sociales. Estás experiencias vividas que dejan un profundo recuerdo en el escenario como los aplausos, el ambiente que se percibe entre el  público no son parte del medio alternativo.

¿Qué piensas de esto?

 Si, definitivamente no se puede destituir el aplauso del público… este reconocimiento y no como una cuestión de ego me refiero este goce que se siente del público, esta energía que genera en un ambiente que ayuda también, es como herramienta para nosotros, esta ambientación de un ballet o una puesta en escena.

A veces las reacciones del público a nosotros nos generan una motivación como… hay escenas chistosas, hay escenas tristes, hay escenas muy alegres y el público lo sabe, sí son muy bien ejecutadas se escuchan las risas del público o aplauden a la mitad de un solo porque salió un paso muy bien o varios, o  una cargada muy impresionante, entonces el público aplaude para nosotros es muy reconfortable el saber que tenemos este apoyo del público.

Ahora realmente se añora bastante, se extraña muchísimo a pesar de que damos clases en línea, o nos grabamos haciendo cosas, realmente hay muchos mensajes porque nosotros no lo vemos, no lo escuchamos, no lo sentimos, entonces creo que siempre es importante el público y la reacción   los aplausos, nuestras risas, esta reacción que se genera en una sala o un teatro es súper importante y es por eso que no se puede destituir.

Sin lugar a dudas parte de la experiencia que nos trae el confinamiento, nos lleva a pensar que las redes sociales han sido y serán parte de nuestro nuevo estilo de vida  que dejará el arte en la percepción virtual y al artista en la incertidumbre.

Instagram: @bailarinescdmx, #contigoenladistancia.Facebook, Instagram y YouTube como Argenis Montalvo

La imagen puede contener: 1 persona, texto que dice "ARC ARGENIS MONTALVO DE SEPTIEMBRE MONTERREY 8:00 PM INTERNATIONAL AUDITOR DITORIO BALLET GALA LUIS ELIZONDO. 2019 ticketmaster.com.mx"

Related Posts

Joe Biden: el uso de redes sociales, un acercamiento a su perfil de comunicación digital.
Por primera vez en el festival cervantino se transmitirá a través de plataformas digitales
Webinar – AMIC: El entorno mediático y comunicacional en el marco de la 4T (segunda parte)

1 Response

Leave a Reply