Joe Biden: el uso de redes sociales, un acercamiento a su perfil de comunicación digital.

Fotografía de portada tomada del perfil de Facebook de Joe Biden.

Por Citlali P. Luque

Sin duda, las redes sociales han revolucionado la manera en la que nos relacionamos y comunicamos. Gandlgruber y Ricaurte (2010) consideran que, las redes digitales se han convertido en un espacio para la interacción cultural, política, social y económica. Además, permiten la construcción y coordinación de cualquier actividad o en su caso, actor.

En este sentido, dice Rovira (2018), que la comunicación por redes es un espacio en el que se pueden construir estrategias, medios, incentivar el debate político, modificación de discursos e incluso el posicionamiento y fortalecimiento de los liderazgos. 

Dado lo anterior, podemos afirmar que la presencia de los políticos en las redes sociales, se hace indispensable. No sólo para la difusión de sus propuestas, plataformas o trabajo, también, para que puedan interactuar con la ciudadanía sin “intermediarios”. Con esto, me refiero a que tienen que entender el funcionamiento del mundo digital, o en su caso, contratar a un experto que se encargue de la creación del perfil de comunicación digital, que incluye generar contenido y responder con cautela a los seguidores.  

Para el caso de los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos (EEUU), se hace necesario tener un perfil de comunicación digital, ya que, un alto porcentaje de la población del país utiliza alguna red social. Entre las más usadas en el mundo, destacan: Facebook, YouTube, Whats App, Instagram y Twitter, esto de acuerdo con las estadísticas publicadas por el sitio web de Hootsuite. 

Infografía: la plataforma de redes sociales más utilizada del mundo

Para el caso de los Estados Unidos los datos de redes sociales al mes de enero de 2020 son los siguientes: Facebook contaba con más de 180 millones de usuarios, mientras que Twitter tenía poco más de 59 millones de usuarios e Instagram con 120 millones de usuarios activos, esto de acuerdo a los datos vertidos por el portal web Hootsuite

Por lo expuesto con anterioridad, los candidatos como el demócrata Joe Biden deben tener presencia en las redes sociales. El perfil de comunicación digital de Biden, cumple con tener información certera en temas referentes a la salud, economía e inmigración.

El equipo de Biden, ha tenido el cuidado de compartir un post con información fidedigna, además, de que sus publicaciones son cortas, lo que permite que los seguidores entiendan con facilidad los mensajes que son emitidos. 

Cada red social tiene una función y un impacto distinto para las audiencias, por ello, se debe generar contenido específico para cada espacio virtual, cuidando el lenguaje, las imágenes y en su caso los vídeos que se publiquen. Asímismo, acompañando el contenido, está el análisis de las métricas y la revisión de informes que permitirán un mejor posteo y la medición del impacto. 

En Facebook, Biden cuenta con poco más de 2 millones de seguidores, sus posts abarcan temas de crítica a Donald Trump (quien por cierto tiene más de 28 millones de seguidores en esta red social); salud, por el covid-19; sus propuestas políticas; inmigración entre otros. En la semana del 19 de julio al 25 de julio de 2020 realizó un total de 44 publicaciones con un alcance aproximado que iba de los 30 mil a los 65 mil seguidores del contenido original (es decir, no se contempla lo compartido, dado que esos datos sólo le aparecen al autor de la publicación).

(Créditos de imagen: https://www.facebook.com/joebiden).

En Twitter, Biden cuenta con más de 7 millones de seguidores, comparado con su opositor y actual presidente de los EEUU Donald Trump es una cantidad baja, pues el magnate estadounidense cuenta con más de 84 millones de seguidores. Entre los temas que postea el candidato Biden son: campaña política, covid-19, criticas al gobierno de Trump, migración, mujeres y economía. Del 19 al 25 de Julio de 2020 publicó un total de 52 tweets, que, para un candidato presidencial son relativamente pocos. Sin embargo, la información vertida en estos es adecuada, al mismo tiempo, comparte datos duros y estadísticos serios, lo que propicia la credibilidad de su perfil.

(Créditos de imagen: https://twitter.com/JoeBiden)

Finalmente, en Instagram, Biden tiene casi 3 millones de seguidores y Trump tiene 23 millones de seguidores. En esta plataforma hay poca publicidad sobre su campaña, en la semana del 19 al 25 de julio, realizó 13 publicaciones. Los temas de sus posts, se relacionan con la campaña, el covid-19 y las críticas al gobierno de Trump.

El problema de Biden con las redes sociales, es que no genera contenido para las diferentes audiencias, tiene una sola línea gráfica, incluso usa las mismas publicaciones en todas sus redes. Es decir, no aprovecha la utilidad de cada plataforma para poder llegar a más seguidores.

Si bien, la comunicación es adecuada, pues tiene un uso del lenguaje bastante correcto, tiene elementos visuales que complementan los post e información verídica, aún le falta generar contenido que le permita interactuar con las audiencias, como usó de encuestas en sus plataformas; debe generar publicaciones que se enfoquen en los diferentes tipos de votantes, es decir, que proyecte post que tengan como target a los jóvenes, otros para las mujeres, otros para la comunidad latina y así sucesivamente. 

El equipo de comunicación de Biden, tendría que estar formando estrategias de comunicación política, con la finalidad de que sus mensajes lleguen a la mayor cantidad de audiencia posible. Pues, Trump tiene la experiencia y los recursos para volver a realizar una fuerte campaña digital, que en el 2016 le permitió llegar a la casa blanca. 

Bibliografía

Related Posts

La nueva colección de Nike ¿apropiación cultural u homenaje?
WhatsApp y Twitter: redes sociodigitales para la medición de la incidencia delictiva en México.
De las calles, a las protestas simbólico-digitales: la lucha feminista.

Leave a Reply