FOMO: el trastorno de ansiedad que te obliga a estar pendiente de las redes sociales.

@Leslieyps

Los tiempos se ha modificado por las nuevas dinámicas de la vida diaria. Actualmente el Smartphone es una herramienta esencial para los usuarios del espacio público digital.

De acuerdo con un Estudio de la consultoría Comunicación Política el 29.59% de los mexicanos en promedio pasan al menos dos horas en Facebook, mientras que en otras redes sociales como whatsApp el 17% llega a pasar hasta más de 6 horas frente a su celular. En la actualidad le dedicamos más tiempo a nuestro Smartphone sin importar el lugar, hora, ni con quien estemos.

Se ha generado la necesidad de saber lo que pasa en nuestro celular al momento. Los usuarios para combatir esto muchas veces intentan limitar el tiempo de uso, omiten el sonido y recurren a las herramientas como el “modo avión”. Sin embargo la practicidad del smartphone ha hecho que se vuelva vital para las actividades escolares, laborales etc.

Desde herramientas como Maps de google que nos facilita el hecho de conocer en tiempo real lo que hace la gente hasta Twitter que nos anuncia lo que esta en la agenda pública digital al momento de ocurrir. Por ello el FOMO (fear of missing out) que por sus siglas en inglés quiere decir´Miedo a perderse algo´ se convierte en un trastorno de moda el cual atormenta a tener pensamientos con la incertidumbre de perderse de un acontecimiento al momento de desconectarse del mundo virtual.

De acuerdo con la BBC la verdadera causa que hace los celulares tan irresistibles es la economía de la atención.

James Williams ex-trabajador de Google es fundador de una organización llamada Time Well Spent (tiempo bien usado); organización que busca retornar la “crisis de atención digital” que es causada por las empresas tecnológicas.

OII | James Williams — Oxford Internet Institute
James Williams ex-trabajador de Google
Fuente: Universidad de Oxford.

“Muchas compañías se percataron de que existía ese recurso natural a su alrededor: la atención de la gente; si les das cosas gratis, puedes captar su atención y después vender más“, dice Williams.

Muchas páginas web y aplicaciones fueron creadas siguiendo los principios de la economía de la atención, ya que sus creadores sabían bien el por qué lo estaban haciendo.

Un ejemplo de ello es la aplicación de Facebook, en donde su cofundador Sean Parker declara haberse basado en fundamentos psicológicos para llevar acabo la creación de esta red social, ya que el asegura dar un poco de dopamina a la hora de que el consumidor da ´like´ o comenta en una foto.

“Pensamos en cómo podemos consumir la mayor parte de tu tiempo y captar tu atención en la medida de lo posible. Eso significa darte un poco de dopamina de vez en cuando porque alguien hizo clic en ‘Me gusta’ o comentó en una foto que publicaste”, dijo el empresario.

Leave a Reply